NOSOTROS

TODO SOBRE NOSOTROS.

DUBULOJ es una marca de accesorios exclusivos masculinos creada por Miguel Soler que encuentra su originalidad en la unión de la creación artística contemporánea y el bordado artesano tradicional con una meticulosa atención al detalle.

Actitud, distinción, belleza, masculinidad, calidad y personalidad. DUBULOJ es la búsqueda de un estilo clásico y atrevido, una nueva forma de reinventarse, de superarse, de crecer. Su nombre es la transcripción al Esperanto de la frase ‘Con dos cojones’, que entre otros significados propone integridad, fuerza y atrevimiento. Es llevar a cabo una acción de manera decidida y atenta. Esta es nuestra máxima, y entendemos que para nuestros clientes también lo es.

Nuestros diseños son creaciones exclusivas elaboradas en Andalucía por maestras del Aljarafe, España, a partir de materias primas de la mejor calidad importadas de Italia, Francia, Reino Unido y Japón. Todas nuestras colecciones son ediciones limitadas, numeradas y con certificado de autenticidad. También producimos obras por encargo para los clientes mas exigentes y se pueden adquirir en nuestra tienda o encargar a través de este formulario.

ARTE LLAMA A ARTE

¿Qué puede inspirar al artista más que el propio arte? Creatividad y compromiso conforman dos de nuestros pilares básicos. Miguel Soler crea DUBULOJ fruto de una necesidad de expresión creativa que surge de la evolución de una amplia trayectoria artística de implicación social e investigación conceptual, matérica y plástica.

Gracias a la estrecha relación con el arte contemporáneo y la colaboración de artistas de distintos ámbitos, DUBULOJ se conforma como un proyecto artístico de mecenazgo, cuya finalidad es vestir y acompañar a las nuevas masculinidades,  apostando por construir una sociedad en igualdad, donde el patrón hegemónico que se ha construido a lo largo de la historia quede redefinido.

Los detalles inspiran nuestra vida diaria y a través de ellos, de su cuidado y presencia, nuestros clientes expresan su estilo personal. El complemento masculino es una tarjeta de presentación, una seña de identidad que resalta la elegancia y la convierte en arte.

  • “El geranio se destacó en su maceta con una precisión detonante y pudo percibir con evidencia y sin pretender buscarlo, entre sus hojas, la vieja y patente distinción entre las dos clases de dos hombres: de una parte, aquellos que avanzan serenamente merced a una fuerza sobrehumana y que, perseverando en su marcha laboriosa, repiten por orden todo el alfabeto: veintiséis letras en total – desde el principio hasta el fin -; por otra parte, aquellos que poseen el don, la inspiración y que agrupan milagrosamente las letras en una llamarada: en camino del genio.”
    Virginia Woolf, Al faro
  • “La homofobia contribuye a reforzar la frágil heterosexualidad de muchos hombres”  
    Elisabeth Badinter, XY La identidad masculina
  • “El príncipe que salva a la pobre muchachita de las garras del dragón, o de la miseria o de una catástrofe, es la metáfora perfecta de la forma de amor masculino, que al salvar, rescatar y proteger se apropia de la amada, la gana a través de su lucha con los elementos”.  
    Marina Subirats, Hombres y mujeres, ¿un amor imposible?
  • “Al ser masculino se le desafía permanentemente con un <<demuestra que eres un hombre>>.”  
    Elisabeth Badinter, XY La identidad masculina
  • “No solo hay grupos enteros de hombres vestidos de igual modo en verano o invierno – característica extraña en un sexo que cambia de ropas según las temporadas y por razones de gusto y comodidad de cada uno – sino que cada botón, roseta o raya parece tener algún significado simbólico”

     
    Virginia Woolf, Tres guineas
  • “Debemos ser deshechos con el fin de hacernos a nosotros mismos”  
    Judith Butler, Deshacer el género
  • “El género propio no se <<hace>> en soledad. Siempre se está <<haciendo>> con o para otro, aunque el otro sea solo imaginario.”  
    Judith Butler, Deshacer el género
  • “Las vestiduras de los hombres, en primer lugar, nos dejan boquiabiertas de asombro. ¡Cuántas y cuán espléndidas son, cuántos adornos tienen las vestiduras del hombre educado en su capacidad pública!”

    Virginia Woolf, Tres guineas.
  • “¿Qué relación hay entre los esplendores de la ropa del hombre educado y una fotografía de casas arruinadas y cadáveres? Evidentemente, la relación entre la ropa y la guerra no es difícil de buscar: los trajes más hermosos son los que llevan los hombre como soldados.”  
    Virginia Woolf, Tres guineas
  • “La categoría de sexo es una categoría política que funda la sociedad en cuanto heterosexual”.
    Monique Wittig, El pensamiento heterosexual y otros ensayos
  • “Le gustaba la idea de que hubiese hombres trabajando, sudando en la noche airada, y oponiendo sus músculos y su inteligencia en contra del huracán; le gustaba que los hombres se esforzasen así, pudiendo ahogarse en la tempestad, mientras que las mujeres permanecían en casa sentadas junto a los hijos dormidos.”  
    Virginia Woolf, Al faro
  • “Los bonobos se relacionan hetero y homosexualmente (podríamos decir que son todos bisexuales) porque su sexualidad es el principal mecanismo de cimentación social, no de división ni de clasificación social, sino de construcción del grupo como tal”.
  • “La señora Dalloway dijo que ella misma se encargaría de comprar las flores.”
    Virginia Woolf, La señora Dalloway
  • “Es funesto ser un hombre o una mujer a secas; uno debe ser <<mujer con algo de hombre>> u <<hombre con algo de mujer>>."  
    Virginia Woolf, Una habitación propia
  • “El maternaje como práctica de dedicar tiempo al cuidado de la vida, a sostener y cuidar la vida. Tanto la maternidad como el maternaje son opcionales. Pero si la primera solo está al alcance de las mujeres, la segunda pueden ejercerla también los hombres”
    Carmen Magallón, Mujeres en pie de paz
  • “Como sexuales, dependemos del mundo de los otros, somos vulnerables a la necesidad, a la violencia, a la traición, a la compulsión, a la fantasía; proyectamos deseo y nos lo proyectan”.  
    Judith Butler, Deshacer el género
  • “Durante todos estos siglos, las mujeres han sido espejos dotados del mágico y delicioso poder de reflejar una silueta del hombre de tamaño doble del natural. Sin este poder, la tierra sin duda seguiría siendo pantano y selva”  
    Virginia Woolf, Una habitación propia
  • “Negando sus aspectos femeninos, siempre asociando su hombría con la habilidad de poseer y dominar a las mujeres, el hombre patriarca lenta e imperceptiblemente, a través del tiempo, adquiere un grado de odio, mutilación y enajenación hacia sí mismo que está llegando a tener efectos casi irreversibles en las relaciones humanas y con el mundo natural”

     
    Adrienne Rich, Sobre mentiras, secretos, horas y silencios, Horas y Horas, 2011
  • “Estamos acercándonos a un nuevo siglo – y a un nuevo milenio – y son los hombres los que tienen que progresar hacia una nueva manera de pensarse a sí mismos y de concebir la sociedad.”
    Betty Friedan, La mística de la feminidad, introducción a la reedición de 1997
  • “Son los valores masculinos los que prevalecen. Hablando crudamente, el fútbol y el deporte son <<importantes>>; la adoración de la moda, la compra de vestidos, <<triviales>>”
    Virginia Woolf, Una habitación propia
  • “Los hombres no comprenden a las mujeres, y las mujeres no comprenden a los hombres, y todo empieza cuando se separa a las niñas de los niños en los baños. Entonces, una frontera cósmica divide el planeta en dos.”  
    Fatima Mernissi, Sueños en el umbral: memorias de una niña del harén
  • “Sólo más allá de las categorías de sexo (mujer y hombre) puede encontrarse una nueva y subjetiva definición de la persona y del sujeto para toda la humanidad”
    Monique Wittig, El pensamiento heterosexual y otros ensayos
  • “Cualquiera sea el significado de estas ceremonias, las cumplen siempre juntos, siempre en orden, siempre con el uniforme adecuado al hombre y la ocasión”

    Virginia Woolf, Tres guineas
  • “Y esto era lo que le daba atractivo ante las mujeres, a quienes les gustaba la sensación de que Peter Walsh no era totalmente viril. Había algo insólito en él, había algo detrás de él.”
    Virginia Woolf, La señora Dalloway
  • “… en tribunales y universidades, encontramos el mismo amor por las vestiduras. Allí también hay terciopelo y seda, pieles y armiño.”  
    Virginia Woolf, Tres guineas
Loading...